Montessori

A, B, C, D … 1+1=2 … Aprender : ¿Qué, Cómo, Cuándo ?

14 septiembre, 2015

Aprender-bajaComo ya os conté la semana pasada, tenemos el honor de contar durante el nuevo curso con una maravillosa colaboradora, experta en el mundo Montessori. La semana pasada publicamos una pequeña introducción al tema y hoy seguimos con un poquito más de teoría para poder entender bien en qué se basa esta filosofía. A partir de la semana que viene, nos meteremos de lleno en materia y comenzaremos con las “clases prácticas”. De momento, os dejo con un poquito más de teoría.

“La naturaleza del hombre es la Cultura” dijo María Montessori. Y ¿qué quiere decir esto ? Pues que así como los otros animales contienen NATURALMENTE en su SER toda la información necesaria para sobrevivir y adaptarse al medio al que pertenecen, que es la NATURALEZA, el ser humano contiene en su SER toda la información necesaria para adaptarse a su CULTURA. La diferencia entre el ser humano y los otros animales, es que este nace “sin estar terminado”… me explico, un pajarito, nada más al nacer, pía. Un gatito, al nacer, maulla. Damos por entendido que un gatito maulla igual si nace en Italia que si nace en Cataluña o en Alemania.
El ser humano, nada más al nacer, no habla “humano”, sencillamente porque no hay un idioma “natural” para los seres humanos. El infante que nace en Italia tendrá que aprender italiano, el que nace en España, español y el que nace en Alemania, pues alemán; esto, para poder adaptarse a su cultura. Asimismo, tendrá que adquirir todas las “maneras de hacer” del sitio donde nació, o mejor del sitio donde vive. El pequeño indio aprenderá a comer con sus manos mientras el europeo aprenderá a usar los cubiertos. El pájaro indú regurgitará la comida en el pico de sus pequeños como así mismo lo hará el pájaro europeo.
Entonces, partimos de la base que el ser humano CONTIENE toda la información necesaria para APRENDER su CULTURA. Y las matemáticas, escritura, lectura, geografía, historia, botánica, etc. son la cultura del ser humano. Las contiene, pero ¿Cómo hacer que broten, que salgan a la luz, que semanifieste esta sabiduría?
Montessori habla de varios factores que intervienen en este proceso.
1- HORME: Es la palabra que ella utilizó para describir la FUERZA DE VIDA, la fuerza interior con la que nacemos y la que nos motiva a vivir y a adaptarnos a este mundo… en últimas, a APRENDER.
2- NEBULOSAS: Las nebulosas son la materia prima de todo conocimiento. Es información desordenada. Son como los ladrillos que con la ayuda del obrero, el arquitecto, el cemento y las herramientas de construcción, harán un edificio.
3- ESPÍRITU ABSORBENTE: Entre las edades de 0 y 6 años, el ser humano aprende por absorción. Decimos mucho que los niños “son esponjas”; pues es algo así, solo que las esponjas tienen una capacidad limitada de absorber y luego hay que vaciarlas para que absorban de nuevo, a demás, el líquido que absorbe la esponja es diferente de la esponja misma. Por el contrario, el espíritu (o mente) del ser humano entre 0 y 6 años absorbe toda la información que entra por TODOS SUS SENTIDOS, la almacena y la vuelve PARTE DE SU PERSONALIDAD, de SU SER.
4- PERÍODOS SENSIBLES: Son períodos PASAJEROS que sirven a la adquisición de un saber determinado. Si aprovechamos este momento, el ser humano aprenderá SIN ESFUERZOS, POR ABSORCIÓN. Si no lo aprovechamos, podrá adquirir este saber, pero con esfuerzo consciente. Un ejemplo: Mi hijo de 2 años está en el periodo sensible del lenguaje oral. Es decir, es el momento en el que puede absorber el máximo de palabras en cualquier idioma sin ningún esfuerzo. Yo le hablo en español, su padre en francés y le encantan las canciones en inglés. Él me contesta en español, a su padre en francés y tararea “the wheels on the bus” mientras toma su baño.
Si seguimos aprovechando este periodo sensible, mi cachorrito será trilingüe. Así no más, sin sacarse ningún diploma.
Un idioma aprendido fuera del periodo sensible del lenguaje oral, nunca será hablado como una “lengua materna”. Nunca será perfecto.
Montessori nos plantea 6 periodos sensibles: al orden, al lenguaje, a caminar, a los aspectos sociales, a los pequeños objetos y a aprender a través de los sentidos.
En otro post os explicaré más detalladamente cada uno de estos.
5- EL AMBIENTE PREPARADO: La manera de hacer brotar el conocimiento interior del ser humano es a través de su ambiente. Si se ofrece un ambiente seguro, rico en información, donde el niño pueda pasearse a su ritmo y satisfacer su sed de aprendizaje, explorando, tocando, escuchando, probando, viendo, el SABER brotará de repente y sin que nos hayamos dado cuenta, el retoño empezará a caminar, hablar, leer, etc. También entraré en detalle más adelante, en otro post.
6- EL ADULTO PREPARADO: Definitivamente un temita largo y delicado que ameritará otro post. Como aperitivo: Para adoptar la filosofía Montessori lo primero que debe hacer la madre, padre, niñera, niñero o cualquiera que sea quien acompañe a la criatura, es mirarse al espejo y revisar su manera de SER y de HACER. Tú haces parte del ambiente de este ser humano que lo está absorbiendo TODO. Que tú gritas? Tu peque gritará! Que tú te estresas? Tu peque se estresará. Que tu te quejas por todo? IDEM.

Si quieres que tu hijo sea feliz, sé feliz tu mismo. Él es tu espejo.

Entonces, resumiendo toda esta perorata:

Tu hijo/hija entre sus 0 y 6 años aprende sin esfuerzo y absorbiendo TODO lo que ve, oye, toca, prueba de su ambiente. Tú no le “enseñas” NADA. Tú le proporcionas el espacio (físico y emocional) y el material necesario para que él mismo explore y absorba.

¿Me explico?
;-)
Hasta pronto!
NAT

You Might Also Like

1 Comentario

  • avatar
    Responder La mamá de Álvaro 20 septiembre, 2015 at 16:47

    Genial el post. A veces nos empeñamos en enseñar a nuestros hijos cuando realmente aprenden ellos solos.
    Me tengo que aplicar el cuento ;)

  • Dejar un comentario