Confesionario

AMOR DE BIMADRE

9 octubre, 2015

amor de bimadre 2

Hoy hace seis días que Irati vio la luz por primera vez y, de momento, todo está yendo sobre ruedas. Toquemos madera. A día de hoy puedo decir que ser madre de dos princesas es lo más bonito que me ha pasado en la vida. Ya tendré tiempo de escribiros tragándome mis palabras.

Las próximas semanas os contaré cómo fue el parto y le daremos otra vuelta a mi particular visión de la lactancia materna que son, o por lo menos en mi caso lo eran, dos de los temas que más preocupan a las futuras mamás.

Pero hoy me vais a permitir ponerme romántica y contaros el sentimiento de felicidad absoluta en el que me hayo sumergida 24 horas al día. Sentimiento que se multiplica por mil cuando veo la cara de emoción de Aitana cada vez que ve a su hermanita. No digamos nada cuando, además de eso, alcanzo a ver por el rabillo del ojo en un segundo plano la cara de felicidad y orgullo de su padre.

Siento, literalmente, que no me cabe más amor en el cuerpo. Soy plenamente consciente de lo súper hiper mega cursi que suena esta frase pero creedme si os digo que no he encontrado otra manera de expresarlo mejor.

amor bimadre 4

Los celos del hermano mayor hacia el pequeño son un tema que preocupa mucho a los padres que se “lanzan” a por el hermanito y reconozco que yo no era una excepción. Aitana era una niña muy, muy feliz antes de la llegada de Irati y me daba miedo que pudiera pasar a sentirse triste por dejar de ser el único centro de atención. Nada más lejos de la realidad.

Por supuesto, aún es muy pronto para lanzar conclusiones y decir que eso no va a pasar. Seguramente será más adelante cuando empiece a ser consciente del cambio real que esto supone pero, de momento, seguiré soñando con que esto va a seguir siendo así.

La primogénita es todo amor hacia su hermanita. Se pasa el día acariciándola y besándola. No importa qué parte del cuerpo. Bueno, en realidad sí que importa. Siente especial predilección por acariciarle los ojos y besarle en la boca, si es posible después de estornudarle encima y con los mocos colgando, mucho mejor. Dónde va a parar.

Y, además de las caricias, abrazos y besos, le entusiasma la idea de hacer de mamá. Prepara minuciosamente todo el material necesario para el cambio de pañal e intenta hacerlo ella o, como mínimo, verlo en primera línea. Y tengo que decir que ahí es donde más me hace sudar porque veo cómo mira con cara de deseo y curiosidad al cordón umbilical de su hermana y, aunque le he explicado que no se puede tocar porque hace pupa, no se le ve del todo convencida.

Otro tema que le apasiona es la preparación del biberón de la peque. El primer día que me vio utilizando el sacaleches su cara era un poema pero parece que ya se ha acostumbrado y lo ve como algo cotidiano. Sin ir más lejos, ayer le pregunté a ver si me ayudaba a preparar el biberón de Irati y salió disparada hacia la cocina. Casi muero de amor y de risa cuando llegué y la encontré con la camiseta levantada señalándose los pezones y al sacaleches. Me costó convencerla de que eso solo lo podía hacer yo pero al final, no sé cómo, lo conseguí.

Y, a día de hoy, esto es todo lo que os puedo contar sobre la bimaternidad. Espero no tener que cambiar mi versión de los hechos en un futuro muy próximo ;-) ¿Cómo la estáis viviendo vosotras? Las que solo tenéis uno, ¿os lo estáis planteando? ¿Cuáles son vuestros miedos?

You Might Also Like

  • avatar
    Silvia 5 diciembre, 2016 at 19:48

    Preciosas imágenes, felicidades.

  • avatar
    Emily Atracciones 23 octubre, 2015 at 13:02

    Muchas felicidades, ahora llega una etapa maravillosa, disfrutar de las dos princesas, yo recuerdo que estaba deseando ver la cara que ponía mi hija mayor el día que conociera a su hermana pequeña… fue un día muy especial. Es cierto que los berrinches son dobles, los desacuerdos…. pero a mi se me quita todo cuando las veo reír juntas.

  • avatar
    lydia padresenpañales 11 octubre, 2015 at 22:40

    Enhorabuena por esa princesa nueva! Me encanta su nombre!
    Nosotros vamos por 7 meses de bimaternidad, es Genial y agotador a partes iguales!

  • avatar
    Mami Reciente Cuenta 9 octubre, 2015 at 10:53

    Primero de todo…. FELICIDADES POR ESTA BIMATERNIDAD TAN BONITA!
    Para nada empalagosa, las madres tenemos derechos a ponernos “tiernas” en ciertos momentos.

    Me encanta eso de que Aitana quiere tocarle los ojos y darle besos en la boca! jajaja y con mocos incluidos o estornudos! :P :P

    Yo, por ahora, tengo solo una. Me planteo más? SIIIIIIIIII!!!!! Pero hasta hace nada, ese sueño estaba muy lejano, pues mi marido en el paro y sin ayuda de ningún tipo no podíamos afrontar esa decisión. Pero ahora que tiene trabajo y esperanza de quedarse, nos hemos dicho, pues sí, iremos a por un segundo. Pero todo a su debido tiempo, (es decir dentro de un año, máximo!!! )

    saludos