Salud

CÓMO ACABAR CON EL ESTREÑIMIENTO DE TU BEBÉ

11 diciembre, 2014

Como os prometimos la semana pasada en Mi niñ@ no me caga, ¿por qué? Estreñimiento del bebé (I), esta semana os ofrecemos consejos y trucos para prevenir y aliviar el estreñimiento de los peques.

Para ello, volvemos a contar con la ayuda de Ania Ibisate que, con la colaboración de la pequeña Ane, nos enseña en este video diferentes tipos de masajes y movimientos que podemos practicar en casa y que ayudarán a los bebés a regular su tránsito intestinal.

Además de estos masajes, existen varias recomendaciones a tener en cuenta.

La alimentación es la clave para mantener el estreñimiento a raya. Por ello, en los bebés que se alimentan con lactancia materna, si la madre está estreñida, lo primero que habrá que hacer es cambiar su dieta ya que los cambios en la dieta de la madre repercutirán en el ritmo intestinal del bebé. Es recomendable beber mucha agua, evitar bebidas azucaradas y con gas, ingerir alimentos ricos en fibra y, de ser necesario, agregar aceite de lino crudo en las comidas o directamente semillas de lino, añadiéndolas, por ejemplo, sobre un puré de manzana o de verduras o al muesli.

Si el bebé toma lactancia artificial y lleva más de dos días sin hacer, no es aconsejable empezar a probar otras leches ni cambiar de marca continuamente. Los bebés están creando su propia flora intestinal. Podríamos decir que su intestino está siendo “colonizado” por unas bacterias buenas específicas para esa leche y si la cambiamos constantemente vamos a dificultar este proceso porque cada leche tiene unos componentes diferentes.

Sí fuera necesario, se podría añadir en el biberón cinco gotas de aceite de camelina (prensado en frío) dos veces al día. Además, sería conveniente añadir algún probiótico para bebés que ayudará a mejorar la “inteligencia” de su intestino.

Otros remedios que se pueden poner en práctica:

  • De vez en cuando, un pequeño enema pediátrico puede resultar eficaz en la eliminación de la materia fecal endurecida. Esto puede romper el círculo del estreñimiento y ayudarnos a que todo se ponga de nuevo en marcha.
  • También podemos utilizar nuestro dedo meñique con un poco de aceite templado y colocarlo muy suavemente sobre el orificio rectal, introduciéndolo durante diez segundos no más de medio centímetro, para ayudar a relajar el esfínter. Pero hay que ser muy cuidadosos con estas técnicas intrusivas y siempre es mejor que las supervise un profesional.

Cosas que no se deben hacer:

  • No debes presionar en el recto con el fin de “liberar”. Esto le puede causar irritación y daños graves.
  • No poner sistemáticamente supositorios de glicerina. Debe ser una medida excepcional y con receta médica.
  • No hacerle ingerir vía bucal parafina, que disminuye la absorción de vitaminas necesarias para el desarrollo adecuado de bebé.

Y recordad que Ania está disponible para aclararos cualquier duda que os surja al respecto. Así que, ¡No os cortéis y empezad a preguntar!

You Might Also Like

  • avatar
    La maternidad de Krika en Suiza 14 diciembre, 2014 at 11:36

    Yo afortunadamente no he tenido ningún problema de ese tipo, vamos todos divinamente al baño, y espero que siga así! Besos!

    • avatar
      Un chupete para mamá 14 diciembre, 2014 at 21:18

      De eso que te libras porque yo he pasado algún que otro mal rato por este tema… Pobrecitos, ¡lo pasan fatal!
      Un beso!

  • avatar
    Sonia 11 diciembre, 2014 at 23:27

    Muy interesante, yo tengo pendiente contar nuestra historia personal, yo soy muy estreñida y ella también desde que le doy ciruela como fruta va mejor…un saludo

    • avatar
      Un chupete para mamá 11 diciembre, 2014 at 23:45

      ¡La ciruela ha sido mi salvadora durante todo el verano! En invierno la voy a echar de menos :-(
      Un saludo!