Montessori

CÓMO APLICAR MONTESSORI EN EL DÍA A DÍA

12 febrero, 2016

pizza montessoti

Nuestra colaboradora Natalia Ángel, experta en la filosofía Montessori, vuelve al ruedo tras una larga ausencia para  exponeros algunas maneras de poner en práctica esta filosofía en el día a día.
Y es que, claro, podeís apuntar a vuestras criaturas a la escuela Montessori del barrio y allí podrán desarrollar todo su potencial humano con el maravillosísimo material pedagógico inventado por la profesora María. Pero no todos vais a tener la oportunidad o las ganas o la “motivación económica” para dar este privilegio a vuestros cachorrillos… entonces, hay maneras más sencillas y que están más a mano para llevar a cabo actividades en un sentido Montessoriano en la vida cotidiana.

LA VIDA PRÁCTICA

Las escuelas preescolar Montessori están divididas en tres secciones:
1) El Nido, del nacimiento hasta los dos años
2) La Comunidad Infantil, para niños entre dos y tres años
3) La Casa de los Niños, para niños entre tres y seis años

Más adelante, si os interesa, os explicaré en otro post cómo funciona cada una de estas secciones, pero ahora, vamos a enfocarnos en lo que os quiero exponer: tanto en la comunidad infantil como en la casa de los niños hay una sección con actividades llamadas de vida práctica.
Los ejercicios de vida practica son actividades que el niño ve realizar a los adultos en su casa, pero que generalmente no se le dejan hacer al peque.
En el cole, estas actividades están a disposición de los peques en forma deactividad didáctica. Es decir, en las estanterías de la clase, encontrarán, por ejemplo, una bandeja con dos jarritas y en una de ellas un puñado de lentejas. El ejercicio será trasvasar las lentejas de una jarrita a otra. En otra bandeja, una jarra transparente y un vaso invitan al niño a verter agua en el vaso. Otra bandeja contendrá una esponja y dos pequeños recipientes… es el ejercicio de exprimir la esponja.

esponjacepillojarritas
Todo el Material de vida práctica es del mismo material que los utensilios de la casa… vasos de vidrio, platos de porcelana, pinzas de metal… El mismo material contiene el control del error (si el plato se cae, se rompe = error) Esto evita que el adulto tenga que hacer visible el error y desmotivar al pequeño.
Yo no soy tan fan de hacer estos ejercicios en casa, aunque hay muchos blogs Montessorianos que lo sugieren. Sin embargo, de lo que soy muy pero muy fan, es de llevar estos ejercicios a la vida cotidiana… es decir, al momento de la cena, poner a disposición del niño una jarra con agua (ojo! El tamaño y el peso tienen que ser adecuados a su tamaño y su fuerza) y un vasito de cristal rompible. ¡Nada de vasos de plástico!

Otros ejemplos concretos

Invita a tu hij@ a:

  • Ayudarte a quitarle las semillas a un pimiento
  • Cortar un plátano (con un cuchillo apropiado a su edad ¡No le deis el cuchillo de carnicero!)
  • Ponerle los toppings a una pizza casera
  • Que sea él o ella quien recoge con una esponja el agua derramada (el momento cuando descubren que la esponja “se bebe” el agua es mágico!).
  • Pelar un huevo duro es una actividad que puede hacerse desde muy temprana edad… a mi hijo le encanta… comérselo también, claro!
  • Coger con una pinza vegetales o frutas cortadas para introducirlos en una ensaladera… requiere gran concentración!
  • Rallar queso

Te sorprenderás cuando lo veas en la cocina más feliz que con el Lego de Star Wars!

Pimiento montessori
Una escoba, palita y recogedor a la escala de tu cachorro es un material didáctico espectacular… dale la responsabilidad de recoger sus miguitas.

AUTONOMÍA y RESPONSABILIDAD, es lo que va a adquirir tu peque al ser invitado a realizar labores que “normalmente” son exclusivamente para los adultos. Todas estas actividades permiten el ejercicio de la motricidad, control del movimiento y coordinación ojo-mano, a demás de ofrecer la oportunidad a tu hijo/a de ser parte activa de tu hogar desde tempranísima edad.

Entonces… en sus marcas, listos… YA!
;-)
Hasta Pronto
NAT

You Might Also Like

  • avatar
    Annabel y V 6 diciembre, 2016 at 12:12

    Geniales recomendaciones, y es que hacerlos partícipes del día a día, que ayuden en la casa, en la cocina, se sirvan su comida y su agua ¡son grandes ejercicios!

  • avatar
    Olaya Psicologia 21 junio, 2016 at 12:19

    Me parece un método fantástico y una buenísima idea para ayudar al desarrollo de nuestros pequeños. Muchas veces somos nosotros mismos los que nos interponemos en el desarrollo de ciertas capacidades y nos cuesta creer que son capaces de realizar multitud de actividades a la perfección aun a pesar de ser pequeños. Gracias por ampliar la información al respecto. Un artículo muy interesante. Un saludo