Confesionario, Salud

¿CÓMO ES UN PARTO EN UN HOSPITAL PRIVADO?

13 mayo, 2015

foto paritorioHoy toca hablar de sanidad pública vs sanidad privada durante el embarazo y el parto. Lo primero que tengo que decir es que Aitana nació en un hospital público y, salvo una auxiliar bastante borde, el resto del personal fue súper amable y servicial y me volví a casa encantada con el trato recibido.

Sin embargo, durante este embarazo mis experiencias con la sanidad pública están siendo nefastas. Excepto la matrona que me recibió ayer que es un encanto y una excelente profesional y que es la misma que me atendió durante mi primer embarazo, el resto de visitas no han podido ir peor.

  • Primera consulta con la matrona: hubo un problema con el sistema de citas y en vez de atenderme la matrona con la que estaba citada me atendió otra cuarenta y cinco minutos más tarde de mi hora. Al entrar me dijo de muy malas maneras: “Bueno qué, me traerás la cartilla o algún papel o algo, ¿no?” A lo que yo contesté que no tenía nada porque era la primera visita. Se disculpó por no haberse dado cuenta y a continuación comenzó la entrevista. Me preguntó todo tres veces (no exagero nada, de verdad) y no hacía más que resoplar una y otra vez porque el ordenador iba muy lento. Al darse cuenta de que no tenía ficha de una citología del embarazo anterior (porque en aquella ocasión me la hicieron en un centro privado y no aparecía en mi historial) resopló con mucha más fuerza de lo habitual y dijo: “¿Sabes lo qué significa eso, verdad? Que ahora te la tengo que hacer yo y voy a tener que trabajar más”.
  • Ecografía de la semana 12: nos atendieron con una hora y media de retraso y en menos de diez minutos ya había acabado. Un escueto: “Todo está bien. Tiene todo lo que tiene que tener” fue prácticamente todo lo que oímos de boca de la ginecóloga. Ya os conté aquí y aquí cómo he vivido y disfrutado mis otras ecografías. Así que, como os podréis imaginar, esa vez salí con un sentimiento un tanto extraño. Contenta porque mi bebé estaba bien pero bastante indignada por la frialdad con la que me habían tratado.
  • Primera consulta con la ginecóloga: al entrar me comentó, como si a mí me importara algo, que habían faltado a su cita las tres pacientes anteriores y me dio sus nombres y apellidos (me da la ligera impresión de que no va muy acorde con la ley de protección de datos). En medio de la entrevista le sonó el teléfono móvil y cogió. Estuvo bastante rato hablando mientras yo esperaba pacientemente en la camilla a que viniera a atenderme. Para mi sorpresa, antes de terminar la conversación, cogió el aparatito que utilizan para escuchar el latido del bebé y lo comenzó a utilizar con una mano mientras con la otra sujetaba el teléfono. Sí, sí, habéis leído bien: escuché el latido de mi bebé mientras la ginecóloga seguía a su rollo hablando por teléfono.

Podría contar dos o tres detalles más de cada una de las visitas pero esto se alargaría demasiado y creo que con lo que os he contado ya os hacéis una idea de cómo de insatisfecha estoy con el servicio recibido.

Y en este estado de indignación absoluta con la sanidad pública me encontraba cuando fui a hacerme la ecografía de la semana 16 al Hospital Vithas San José donde, por cierto, las dos veces que he ido como paciente me han tratado estupendamente, y me ofrecieron hacer una visita guiada por la planta de maternidad, por si me animaba a dar a luz ahí. Acepté y, simplemente, flipé.

Sí, lo que aparece en la foto de arriba es el paritorio aunque así a simple vista os haya podido parecer más un spa. A mí también me pasó. Y, si eso os ha parecido impresionante, atentas a las habitaciones…

habitación maternidad

¿Cómo os habéis quedado? Así por sacar alguna pega, lo único que se me ocurre es que con esa pedazo de habitación se quieran quedar a hacerte compañía toda la noche los cuatro abuelos de la criatura, los tíos y todas las vecinas del barrio ;-)

Y, es que, aunque al principio os he dicho que en mi primer parto me volví a casa encantada con el trato recibido y realmente fue así, no os voy a engañar: estas habitaciones individuales no las hay en un hospital público y, por supuesto, siempre corres el riesgo de que te toque una vecina “algo especial”.

Pero independientemente de las instalaciones equipadas con la última teconología, se podría decir que, tras la visita, me quedó clara la idea de que lo importante para ellos es fomentar un parto lo más natural posible y ofrecer la oportunidad de que sea totalmente personalizado según la idea que tenga en la cabeza la madre ya que prácticamente puede contar con todo el personal del equipo a su plena disposición.

Detalles como que puedas llevar a cabo el proceso de dilatación casi en su totalidad en tu habitación o en la piscina de dilatación que aparece en la foto del paritorio, o que la cama del paritorio sea postural y permita a la embarazada realizar los pujos en posición casi completamente vertical, si es que así lo prefiere, son algunos de los que marcan la diferencia.

Os animo a todas las embarazadas alavesas a que os animéis a realizar la visita guiada por las instalaciones para que os expliquen bien toda la información necesaria y para ver las instalaciones en primera persona. La verdad es que te entran hasta ganas de ponerte de parto y todo.

You Might Also Like

  • avatar
    Renee 1 marzo, 2016 at 20:47

    Hola, estoy muy tarde a esta conversación pero si alguien me puede avisar le agradezco mucho. Disculpe mis errores en español. Encontré esta la pagina buscando más información sobre partos en hospitales publicos. Soy de EEUU (Nueva York) y acabo de encontrarme embarazado aquí en España. Eso fue una sorpresa totalmente para mi pareja y yo, estuvimos intentando de evitar un embarazo ahora. Estoy super (pero SUPER) decepcionada que tendré que dar la luz en un hospital publico. No me puedo crear que voy a tener que compartir una habitación con otra mujer y toda la familia y amigas que le van a visitar. Nunca me imaginaba pasar los días después un parto que deben ser tan intimos con gente que no conozco ni tengo relación. Acabo de contratar un seguro privado, pero ya estoy 7 semanas y con el periodo de carencia, no van a cubrir el parto. Menos mal que cubren todo hasta el parto (pruebas de sangre, eco, etc).
    Hay hospitales publicos que nos deja pagar para una habitación privada? Hay una manera de evitar compartiendo una habitación?

    • avatar
      Un chupete para mamá 4 marzo, 2016 at 12:42

      Hola Renee!
      Siento decirte que en España no está permitido pagar a un hospital público para tener una habitación individual. Existe la posibilidad de que ese día haya pocos partos y puedas estar tú solita en la habitación, pero es cuestión de suerte.
      De todas formas, si realmente no quieres de ninguna manera compartir habitación y no te importa pagar, puedes acudir a un centro privado y dar a luz allí aunque tu seguro no te lo cubra. Eso sí, sin seguro es bastante caro pero es cuestión de planteárselo y estudiar diferentes ofertas.
      Te deseo mucha suerte!

      • avatar
        Renee 7 marzo, 2016 at 19:14

        muchismas gracias por contestar!

  • avatar
    Abril 15 mayo, 2015 at 09:00

    En primer lugar enhorabuena por tu blog!! Es muy divertido y práctico.
    Este artículo me ha parecido super interesante.
    Tras mi 2º parto también puedo contar mi experiencia:
    En el primero dí a luz en la seguridad social y respecto a la profesionalidad no tengo nada que objetar, creo que tanto en lo privado como en lo público hay grandes profesionales.
    Pero si en el trato, en la seg. social me tocaron 2 enfermeras y un gine cuya sensibilidad estaba mas q escondida… Ademas durante el embarazo tuvieron un par despistes pero como era novata no le dí mucha importancia, pero después supe que si la tenían.
    Además me tocó compartir habitación con una “vecina” nada recomendable. Los 4 días que estuvimos allí se hicieron eternos.
    Así que el 2º embarazo decidimos llevarlo por privado (tocó ahorrar un poco más jejeje) y aunque los profesionales son tan buenos como en la seguridad social, los controles durante el embarazo son mayores y el trato no tiene color!! Todo fue mucho + especial. La habitación muy acogedora y para nosotros solos y el paritorio sencillo pero si me sentí mucho más arropada. La sensación de “hospital” no fue como el primer parto. Así que aunque cueste un poco más, sin duda volvería a repetir.

    • avatar
      Un chupete para mamá 15 mayo, 2015 at 21:00

      Hola Abril!
      Me alegro mucho de que te guste el blog! Yo no me había planteado dar a luz en una clínica privada porque la verdad es que mi experiencia en mi primer parto en un hospital público fue muy buena pero, después de ver este hospital, como que me han entrado ganas de pensármelo…

  • avatar
    Bea 14 mayo, 2015 at 20:07

    Me encanta la sala de parto! Yo voy a dar a luz en Quiron y ni por asomo es así la sala de parto. La habitación si que es muy comoda.
    Yo creo que estaras muy bien pariendo en ese hospital!

    • avatar
      Un chupete para mamá 15 mayo, 2015 at 20:57

      Hola Bea,
      Aún no lo tengo decidido. De momento solo estoy haciendo allí las ecografías e hice la visita a la planta de maternidad para ver de primera mano cómo era aquello… Aunque la verdad es que se me pusieron los dientes largos…

  • avatar
    Mami Reciente Cuenta 14 mayo, 2015 at 12:59

    A ver, yo he tenido la suerte de hacerlo todo por el privado, porque la seguridad social después de un par de tropiezos, no quería.
    Lo malo que tuve en lo privado fue el hospital que elegimos porque mi médico trabajaba en ese. La verdad es que la habitación no tenía nada que ver con esa, pero era bonita y acogedora. Además lo más importante es que era para mi sola.
    Teníamos la posibilidad de tener una parecida a esta, pero teníamos que pagar un poco, porque entraba cama para un acompañante y la comida.

    Lo que menos me gustó de todo fue el trato de la comadrona, que por suerte, solo la vi durante una hora y media, ya que fue todo muy rápido. Si no cambian a la comadrona, no creo que volvamos más. Pero por lo demás, tengo que decir que mi médico fue excelente y el proceso fue estupendo!.

    Saludos

    • avatar
      Un chupete para mamá 15 mayo, 2015 at 20:56

      Por desgracia, gente poco agradable hay en todas partes y si te toca una de ellas el día del parto es muy mala suerte! Pero bueno, lo importante es que duró poquito ;-)

  • avatar
    Ana 13 mayo, 2015 at 21:54

    Hola!!! Hace mil q no escribo pero ando agobiadisima con el curro. Jodida pero contenta q se suele decir!
    La verdad es q con esa cacho habitcion he flipado!!! Solo recordr las noches q me dio el marido de mi vecina de cama en la habitacion del hospital…. Don roquidosextrafuertes!!! Horrible!! La muerte despues de estar 22 horas de parto es q el marido de la otra mama no te deje descansar con sus respiraciones fuertes ( claramente es un eufemismo). Es la unica pega q puedo sacar porque tanto el trato como la atencion en mi caso fueron exceslntes. Hoy por hoy ni me planteo la privda la verdad.

    • avatar
      Un chupete para mamá 15 mayo, 2015 at 20:54

      Desde luego a mí me parece una de las ventajas principales lo de la habitación individual y no tener que aguantar a nadie que no sea de tu familia. Como dices, bastante cansadas nos quedamos como para no poder descansar por “factores externos”.