Consejos vendo, Salud

CONSEJOS BÁSICOS PARA VIAJAR CON NIÑOS

27 julio, 2015

consejos viajar niñosEn la misma línea de los consejos de la semana pasada, Dr Agustín Rodríguez, pediatra del Hospital Vithas San José, nos explica hoy varios puntos importantes a tener en cuenta a la hora de preparar las vacaciones con niños pequeños.

Os dejo con él.

Antes del viaje

Si el medio de transporte es el coche debe hacerse una puesta a punto para evitar accidentes. Antes de ponerse en marcha hay que revisar a fondo todas las medidas de seguridad, como asientos y sillitas homologados de acuerdo con el peso y edad de los niños, y el cinturón de seguridad. Las necesidades de los niños han de tenerse en cuenta parando las veces que sean necesarias, por lo que siempre debe calcularse el tiempo de viaje con mucha holgura. Y recordar que el “¿Falta mucho?” va a ser la banda sonora.

Por cierto, soy Esther otra vez, interrumpo para decir que es muy importante que echéis un vistazo a este video para saber cómo colocar bien la silla de grupo 0. Yo no sabía que el asa tenía que ir para adelante :-(

Durante el viaje

En los asientos no deben llevarse objetos pesados o con bordes agudos, que en caso de frenazos o maniobras bruscas puedan moverse y producir lesiones.

Tampoco se debe permitir que los niños saquen los brazos o la cabeza por las ventanillas, o que tiren objetos al exterior.

El mareo es un problema bastante frecuente. Es raro que afecte a los niños menores de 2 años, pero a partir de esa edad la sensibilidad al mareo se incrementa hasta los 12 años. Para prevenirlo; en viajes cortos es mejor no comer nada antes; si es largo es preferible comer ligero. Evitar realizar actividades que obliguen a fijar la vista en un objeto cercano, como leer o jugar a videojuegos durante el viaje. Lo ideal es que miren hacia adelante objetos lejanos. Hay que animar al niño a que se duerma, ya que durante el sueño no aparecen los mareos. Una buena ventilación del coche es importante, así como la evitación de olores fuertes; por supuesto, también el humo del tabaco. Hay que estar preparado para la posibilidad de que los niños vomiten durante el viaje, por lo que es aconsejable que dispongan de una bolsa a la que poder recurrir rápidamente si se da el caso.

En los viajes en avión los cambios en la presión del aire pueden desencadenar dolor de oídos, sobre todo al despegar y al aterrizar. Para evitarlo se pueden hacer maniobras como tragar saliva, beber, bostezar o masticar un chicle

¿Qué hay que llevar?

Tarjeta sanitaria, cartilla de vacunaciones e informes médicos de relevancia, sobre todo si el niño tiene alguna enfermedad crónica.

Si se viaja a otro país hay que comprobar con antelación las vacunas obligatorias en el país de destino.

Botiquín básico: antiséptico, gasas, tiritas, termómetro, analgésico/antitérmico. Protector solar, gafas de sol, sombrero.

En el lugar de vacaciones conviene confirmar el número de los servicios de urgencia (en la Unión Europea es siempre el 112), y saber dónde se encuentran el centro de salud y el hospital más cercanos. No hay que olvidar la documentación de los niños (libro de familia, documento de identidad), especialmente para viajes en avión.

Cuidados con la comida

Los alimentos cocidos suelen ser seguros, pero los alimentos crudos tienen el peligro de poder estar contaminados y acarrear problemas digestivos o de otro tipo.

Hay que tener cuidado especial con el agua, sobre todo si no está tratada. En caso de duda, el agua mineral embotellada es la opción más segura. No hay que olvidar que el hielo también puede estar contaminado.

Como os comentaba la semana pasada, son todo cosas muy lógicas que todos sabemos pero que no está de más recordar. Si os vais enseguida de vacaciones, espero que las disfrutéis y que os hayan servido de ayuda :-)

You Might Also Like