Salud

10 RECOMENDACIONES BÁSICAS PARA UN POSTPARTO EXITOSO

6 febrero, 2015

Consejos postparto

Cuando nos enteramos de que estamos embarazadas corremos como la pólvora a informarnos sobre qué cuidados debemos seguir durante los meses del embarazo y sobre cómo es el tan temido momento del parto. Sin embargo, con frecuencia nos olvidamos de lo que viene después. El postparto es una etapa dura en la vida de la mujer porque al agotamiento extremo se le suelen sumar una o varias molestias físicas, consecuencia del parto y de las transformaciones que nuestro cuerpo ha ido sufriendo durante los nueve meses anteriores.

Una vez más, contamos con Ania Ibisate de Igaro, Centro de Fisioterapia y Osteopatía para contarnos cuáles son las molestias más habituales en esta etapa y qué podemos hacer para que nos afecten lo mínimo posible.

¡Os dejo con ella!

Casi todas las pacientes que vienen a consulta postparto me reconocen que no saben nada del periodo postparto hasta que se ven inmersas en él. Que si nadie le había explicado lo de las hemorroides, que si no soy capaz de contener la orina, que si a mis amigas todo les fue perfecto…

Para mí es una gran equivocación no informar a las futuras madres y a sus parejas de cuales son los cuidados básicos en esta etapa, así que ahí van unos conocimientos y consejillos básicos:

  1. Pérdida de sangre: Ten en cuenta que durante el parto se pierde alrededor de medio litro de sangre. Durante las primeras 48 horas, los médicos irán controlando la cantidad de sangre que vas perdiendo mediante exploración vaginal, para ver que el útero se ha contraído y se va cerrando, y en función del manchado en la compresa. Puedes sangrar hasta 40 días aunque lo normal suelen ser dos semanas. El sangrado va disminuyendo gradualmente dependiendo de cada mujer. Mientras estés manchando hazte un aseo sólo con agua en la zona y utiliza compresas de algodón 100%. Busca en la farmacia porque las hay de muchos tipos. Sinceramente, yo con algunas no me atrevería ni a salir de casa.
  2. Tensión arterial y pulso. Después del nacimiento, la presión arterial de la madre debe seguir siendo similar a la que se muestra durante el parto y el pulso disminuirá. La presión arterial alta o baja puede diagnosticar complicaciones como sangrado o hipertensión y el pulso rápido puede ser debido a la pérdida de sangre, anemia, fiebre o choque, por lo que llevarán un control mientras estés hospitalizada.
  3. Los entuertos: Son contracciones del útero provocadas por la oxitocina para que su tamaño vuelva a la normalidad. Suelen darse mientras el bebé mama. Si duelen mucho, resulta útil tumbarse bocabajo, con la parte inferior del abdomen apoyada sobre una almohada y darse un suave masaje en esa zona o incluso ponerse un saquito de semillas calentito.
  4. Estrechamiento del cuello uterino. El cuello queda abierto con una dilatación como de 2cm por unos pocos días después del nacimiento. Durante las próximas semanas, el cuello del útero se estrecha gradualmente y se vuelve más grueso. Por ello se prohíbe el baño en piscinas y en el mar mientras se esté manchando porque existe riesgo importante de infección uterina. En casa también es preferible ducharse en vez de bañarse hasta que dejes de sangrar.
  5. Dolor vaginal y perineal. Vuestra vagina estará dolorida e hinchada tras el parto. Acaba de vivir una verdadera maratón y puede tener pequeños desgarros y heridas. El periné estará dolorido y rojo incluso aunque no hayamos sufrido una episiotomía. Es interesantísimo colocar frío en esta región durante las primeras 48 horas. Si estáis en el hospital pedid el frío tres veces al día, tras el desayuno, comida y cena. De verdad, es formidable para tratar el dolor y restablecer y mejorar la circulación y la oxigenación de la zona. Después lo podéis seguir haciendo en casa si notáis que os alivia.
  6. Abdomen flácido: podéis trabajarlo a base de Gimnasia Abdominal Hipopresiva. Es el mejor ejercicio para la recuperación del postparto. ¡Os animo a practicarla y veréis los resultados!
  7. Cambios en los senos. Los pechos se llenarán de un líquido claro llamado calostro que se trasformará en leche gradualmente. La leche materna cambia su composición de manera importante durante los 12 primeros días de vida de tu bebé; no tiene nada que ver la leche del primer día con la de dos semanas después. Incluso a quien ha decidido no dar pecho por el motivo x, profesionalmente recomiendo que lo intente aunque sea solamente estos días. Es estupendo para el bebé y también ayuda radicalmente en la recuperación de la madre. Merece la pena aunque sólo sean 12 días.Los primeros días notaréis los senos congestionados y los pezones dolorosos. Os recomiendo nutrir los pezones desde el embarazo utilizando lanolina. Este producto también lo podéis utilizar después y también os podéis administrar vuestra propia leche sobre le pezón para curar grietas o heridas. Pero es importante que después de administrarlo dejemos el pecho al aire para que se absorba el producto y se seque el pezón porque la humedad es mala para la curación.
  8. Cambios en el sistema urinario. Al principio, puedes tener dificultad para vaciar la vejiga o puede ser que tengas fugas. Esto puede ser resultado de la anestesia o del trauma debido al nacimiento en sí. Puede que te resulte difícil orinar. Sin embargo, es importante orinar tan pronto como sea posible después del nacimiento, para restaurar el tono muscular de la vejiga. Si tienes dificultad utiliza truquillos como beber mucha agua, correr agua caliente sobre el área del periné y dejar el grifo abierto para escuchar el agua que fluye. El sistema urinario debería tardar entre dos a ocho semanas en volver a la normalidad. Si no es así, consulta con un-a especialista en suelo pélvico.
  9. La movilidad: a la hora o dos horas de dar a luz es conveniente incorporarse de la cama y caminar. El hecho de moverte ayuda a acelerar la circulación y reducir el riesgo de desarrollar problemas con la vejiga, estreñimiento, etc. Con la epidural, una vez que recuperes la sensibilidad en las extremidades inferiores es posible que sientas también el deseo de orinar, lo cual quiere decir que los órganos internos se están recuperando del adormecimiento. Si esto va más lento de lo deseado, es posible que tengan que sondarte para vaciar tu vejiga y evitar el riesgo de infección. Es conveniente que bebas mucho líquido los primeros días y que no tengas prisa en vaciar tu vejiga o tu recto en el aseo. Siéntate y date tu tiempo. Tu cuerpo está readaptándose después de 9 meses de intensos cambios y de una maratón de parto.
  10. Sudoración. Es posible que sudes mucho tras el parto, sobre todo por la noche. Se debe a factores hormonales. No tienes que inquietarte, sólo vigila que no haya fiebre.

Además de todo lo anterior, te recomiendo personal y profesionalmente que si necesitas ayuda para lo que sea, la pidas. Y necesitar ayuda no es solo para la maternidad, es para poder ser mujer, tomarte un café, darte un buen baño/ducha, salir a comer con una amiga, ir a la peluquería, leer un rato, facebookear o salir a hacer lo que te dé la gana… porque debes nutrirte para nutrir, recuérdalo. Pedir ayuda es de sabios. Y si no la buscas, no la encuentras.

¿Qué os ha parecido el post? ¿Estabáis informadas de todo esto? Y, las que ya sois mamis, ¿Cómo vivísteis el postparto? ¿Qué fue lo que más duro os resultó? ¿Tenéis algún otro consejillo que se nos haya quedado en el tintero?

 

You Might Also Like

  • avatar
    Suelo pélvico 10 agosto, 2015 at 11:01

    Genial artículo. Muchas veces creemos que los cuidados terminan con el embarazo, pero el mantenimiento del postparto es esencial para mantener el equilibrio de nuestro cuerpo. Un saludo.

  • avatar
    Miriam 8 febrero, 2015 at 11:37

    Por parte de las matronas y de otras madres debería haber mas información y consejos sobre el post parto, porque solo te hablan de los puntos,los entuertos y poco más. Mi post parto fue muy bueno físicamente, pues no tuve puntos y el parto no fue demasiado largo. Lo que peor lleve fue la montaña rusa de hormonas…… Y algunos problemillas con la teta,pero sin duda,las hormonas lo peor…..

    • avatar
      Un chupete para mamá 8 febrero, 2015 at 23:56

      Sí, sí, lo de las hormonas se merece, sin duda, un post aparte… Lo tengo en el horno ;-)

  • avatar
    Baberos Y Claquetas 7 febrero, 2015 at 18:00

    Muy buen post, la verdad es que a mí la matrona me informó de todo. Pasé un buen postparto, aunque muy cuerpo ha tardado un poco en ponerse al día. Para mí lo duro fue la revolución hormonal y los cambios de humor, eso sí que lo lleve mal. Un besazo.

    • avatar
      Un chupete para mamá 8 febrero, 2015 at 08:26

      Sí. Lo de las hormonas también fue de lo peor para mí. Tanto, tanto que le voy a dedicar un post en exclusiva ;-)

  • avatar
    Ana 6 febrero, 2015 at 14:10

    Me ha encantado este post…. Si lo hubiese leido hace 11 meses mi vida hubiera estado cuanto menos más informada. Mi experiencia es q nadie comenta el postparto…. Ni siquiera las otras mamas…. Por eso yo cuando hablo con futuras mamas lo comento sin ningun pudor. A mi me vino de sopeton…. el sangrado, los entuertos ( dolorosos), las grietas en los pezones, la subida de la leche (lo peor con diferencia), las perdidas o fugas de orina (desagradable total…. Me queda pendiente de superar)….en fin…. Ser mama es maravilloso pero es un tsunami para nuetros cuerpitos serranos!!!

    • avatar
      Un chupete para mamá 6 febrero, 2015 at 15:39

      Pues sí. Yo la verdad es que, dentro de lo que cabe, tuve un post parto bastante bueno. Lo peor para mí fue la dichosa ciática que ya venía arrastrando de los últimos días del embarazo y el descontrol de las hormonas (también tengo que escribir un post sobre eso). Pero es totalmente cierto que antes de parir no había oído nada de todo lo que me esperaba… Habría que concienciar a la gente de que esta información es muy necesaria!

  • avatar
    Marta Urtasun 6 febrero, 2015 at 11:24

    A pesar de que este post no es para mí), me ha parecido súper interesante y de gran ayuda para todas esas futuras mamás. Y para las que algún día lo seamos, pues volveremos a leerlo! :)
    Si que había oído, aunque Ania no lo comenta, que las bolas Kegel, como las de Intimina (yo utilizo su copa menstrual y me parece una marca estupenda y recomendable), van muy bien también para ayudar al suelo pélvico a recuperarse.

    • avatar
      Un chupete para mamá 6 febrero, 2015 at 15:32

      Jajajaja. Hay que ver qué aplicada estás, Marta! Es que te me adelantaaaaas! El tema de las bolas y de los ejercicios de Kegel, de hecho, también estaba incluído en el post pero, como iba a quedar demasiado largo, lo quité para dedicarles un post enterito ;-)
      Calma que todo llega!

  • avatar
    Madreyautonoma 6 febrero, 2015 at 10:21

    Me ha encantado este post, si yo hubiera sabido ciertas cosas…a mi lo que más meolestaron fueron los puntos del desgarro (no fue episiotomia), no podía estar mucho tiempo de pie porque me tiraban un montón! Y yo fui de las que sangró 40 días exactos, claro que al final con un salvaslip ya llegaba

    • avatar
      Un chupete para mamá 6 febrero, 2015 at 15:36

      Yo con el tema de los puntos la verdad es que tuve mucha suerte porque solo me tuvieron que dar uno pero debe ser dolorosísimo. Supongo que, en gran parte, es cuestión de suerte pero la verdad es que yo lo preparé muchísimo con el masaje perineal y el epinó (tengo pendientes los posts sobre esos temas), aunque nunca se sabrá si me fue bien por eso o solo fue cuestión de suerte…