Confesionario

LA ELECCIÓN DEL COLE (I)

1 abril, 2015

La elección del colegioFebrero y marzo son los meses conocidos por los papás primerizos como los de elegir el colegio en el que quieres que estudien tus hijos y esperar, normalmente con algo angustia, para saber si el cole te ha elegido a ti.

Nosotros conocimos la resolución final la semana pasada y, por suerte, ¡estamos dentro! De no ser así, ahora mismo estaría subiéndome por las paredes y cagándome (y perdonad la expresión) en el sistema educativo de este país.

Porque hay una cosa que me parece totalmente injusta y que es, en muchas ocasiones, la clave para que los niños sean o no admitidos en los diferentes colegios: el sistema de reparto de puntos. Más en concreto, el punto y medio de ventaja que se otorga a las rentas más bajas. Y dejadme que me explique, no se me vaya a malinterpretar:

Como a toda persona con sentido común, me parece lógico y absolutamente justo y necesario que las personas con menos recursos tengan más facilidades para acceder a la enseñanza pública. Sin embargo, por mucho que lo he intentado, no le encuentro ni pies ni cabeza a que tengan también más facilidades para acceder a los colegios concertados.

Resulta que los que tenemos “rentas altas” (que tampoco os vayáis a creer que somos millonarios, ni mucho menos) nos tenemos que poner a la cola para acceder tanto a los colegios públicos como a los concertados. ¿Por qué? ¿Por qué tienen mis hijos menos derecho a acceder a un colegio concertado que los niños con menos recursos?

Se da la paradoja de que, si todos los que tienen rentas bajas decidieran estudiar en colegios concertados, a los que tenemos “rentas altas” no nos quedaría otro remedio que estudiar en los colegios públicos. ¿No es eso un contrasentido total? De verdad que no encuentro una respuesta. Si alguien lo entiende, por favor me lo explique.

Por otra parte, una vez que “asumo” esa norma que a mi juicio es totalmente absurda, me encuentro con que, para otorgar ese punto y medio, se basan en la declaración de la renta de hace dos años. Con lo cual, si hace dos años los padres de la criatura tenían trabajo y un buen sueldo pero, por cosas de la vida, actualmente están los dos en el paro y sin posibilidades de generar ingresos, se les sigue considerando como que tienen rentas altas y no se les concede ese punto y medio. Tócate los huevos pies. ¿Qué lógica tiene eso? ¿No sería más razonable, por ejemplo, solicitar las últimas nóminas?

En fin. Cosas de estas que me pongo a pensar y me hierve la sangre. ¿Cómo habéis vivido vosotros este proceso? ¿Estáis de acuerdo conmigo o es mi mente la que no ve las cosas con claridad? ¿Pasa en todas las Comunidades Autónomas lo mismo o es solo aquí?

You Might Also Like

  • avatar
    Baberos Y Claquetas 5 abril, 2015 at 16:31

    Nosotros estamos con la elección de la guardería para el próximo año, yo no entiendo nada del tema de la puntuación, me parece de risa todo la verdad. Por no hablar de que los precios de la pública son casi idénticos a los de la privada. Y ya con lo que me cuentas del cole es para echarse a llorar. UN abrazo y ánimo.

    • avatar
      Un chupete para mamá 8 abril, 2015 at 17:35

      Sí, sí, lo de los precios de las guarderías públicas da para otro post enterito… En fin, como le he dicho a Krika, me alegro de que estés de acuerdo con el post y de que hayas entendido bien lo que quería decir… Parece ser que no todo el mundo lo ha entendido igual así que le voy a intentar dar otra vuelta a ver si se me da mejor ;-)

  • avatar
    La maternidad de Krika en Suiza 3 abril, 2015 at 16:24

    Manda huevos! No tenía ni idea que fuera así y lo veo, como tú totalmente ilógico e injusto, pero vamos, por desgracia, como todo lo que se hace en España. Aquí en Suiza todo es mucho más sencillo, tengo pendiente un post con el proceso. Un beso!

    • avatar
      Un chupete para mamá 8 abril, 2015 at 17:32

      Jo, pues te agradezco muchísimo el comentario porque no sabía si se iba a entender muy bien… De hecho, creo que lo voy a reescribir porque algunas personas cercanas me han dicho que da lugar a malentendidos :-(
      ¡Me alegro de que no haya sido tu caso!