Confesionario, Navidad

CÓMO TENER HIJOS CAMBIA (o no) LA VISIÓN DE LAS NAVIDADES

23 diciembre, 2014

Que cada uno vive las navidades a su manera es un hecho. Hay quien las ama, quien las odia y a quien le son indiferentes. Yo soy del primer grupo de toda la vida por varios motivos:

  • Adoro a mi familia y les veo muchísimo menos de lo que me gustaría.
  • Mi “otra familia” también mola. He tenido la suerte infinita de que me toque una familia política de lo más entrañable y divertida. A ellos no les veo poco, les veo mucho pero da igual porque molan.
  • Me encanta comer. Especialmente me encantan los dulces y más concretamente el Praliné de Piña de Lacasa. Me vuelve loca. Y, para los que no os habíais dado cuenta aún, langostinos, gulas, jamón y cordero se puede comer el resto del año pero turrón solo hay en navidades (menos en casa de mi suegra que dura el praliné de piña hasta agosto porque me compra dos toneladas. Pa’ que luego digan de las suegras.)
  • Hay licencia para engordar porque todo el mundo lo hace.
  • Tengo una tía que siempre cae en las inocentadas. Y eso que ella, conociéndose, está alerta desde que se levanta pero a la pobre siempre le colamos alguna.
  • Vacaciones. Este año me da un poco igual porque con esto de que me encanta escribiros y me distribuyo yo mi horario lo de tener vacaciones es lo de menos, pero otros años era la clave.
  • A los niños les brillan los ojos durante tres días seguidos.
  • Las campanadas en mi casa son lo más. Nos juntamos unos cincuenta y, uno de mis tíos consigue darle emoción todos los años gritando eso de “¡Ahora, ahora, ahora!… ¡Ah no! ¡Que eran los cuartos!”
  • Compro bastante lotería, con lo cual, me puede tocar.
  • Regalos. En mi casa desde que los de mi generación “perdimos la inocencia” los reyes siempre nos han traído sobres con dinero para evitar tener que hacer como que te gusta algo que en realidad no. Es un poco triste pero lo más práctico, las cosas como son. Aún así, para darle un poco de emoción, en los últimos años hemos incorporado a la cena del cinco de enero un amigo invisible de presupuesto moderado que es súper divertido. Yo, al menos, me lo paso bomba.

Por todas estas razones, hasta hace poco tenía la teoría de que la navidad gustaba o no, dependiendo, básicamente, de la familia en la que te hubieras criado pero, ahora que tengo una hija y he formado mi propia familia, me doy cuenta de que esa explicación tiene una pequeña fuga. Y es que claro, puede que los padres en su infancia no vivieran la navidad de la misma manera y sus sentimientos hacia esta época del año sean completamente diferentes. Y, por lo tanto, puede ser que mamá ame la navidad y papá pase de ella completamente o, lo que es peor, la odie.

Por suerte para mí, los niños siempre están en el grupo de los amantes incondicionales de la navidad así que, durante mínimo los próximos doce años, puedo respirar tranquila.

Y a vosotras, ¿os gustan las navidades? ¿Cómo las vivís en vuestras casas?

You Might Also Like

5 Comentarios

  • avatar
    Responder Catalina 5 diciembre, 2016 at 19:51

    La Navidad con niños hace renacer todos esos sentimientos que teníamos en la niñez, en mi caso ha sido una experiencia muy positiva aunque depende mucho de la familia.

  • avatar
    Responder Baberos Y Claquetas 23 diciembre, 2014 at 23:16

    Yo este año tenía el espíritu navideño bastante bajo, desde luego tu post me ha traído gratos recuerdos de Navidades pasadas y con ese punto de humor me he animado mucho más. Yo siempre he adorado la Navidad, pero justo mi pareja lo contrario y este año parece que nos hemos cambiado los papeles. Un abrazo.

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 24 diciembre, 2014 at 15:29

      Nooooooooooooooo. No nos pueden ganar!!! ;-) Tenemos que ser las fans de la navidad las que conquistemos a los detractores y no al revés!!!
      Espero haber contribuido un poquito a hacer que la empieces a ver otra vez con ilusión.
      Un besico y hártate de turrón esta noche que ya verás cómo lo ves todo diferente!

  • avatar
    Responder ana maria almendro oliva 23 diciembre, 2014 at 22:02

    Oye me encanta el sentido del humor que les pones a tus posts. Ya comparti tu otra carta en mi fan page y gusto bastante. Si vieta la navidad como tu la vives, a mi tambien me encantaria. Yo estoy en el grupo que de pequeña nunca pase unas navidades especiales por eso ahora me cuesta cogerles el puntillo…un beso

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 23 diciembre, 2014 at 22:13

      ¡Muchas gracias por compartir mi carta! Me alegro mucho de que te guste el toque de humor que les doy a mis post. Espero seguir a la altura ;-)
      Un abrazo y ¡Muy feliz navidad! Ya verás como si lo enfocas con mentalidad positiva, al final te acaba gustando.

    Dejar un comentario