Montessori

NUEVA SECCIÓN: ¿QUÉ ES ESO DE MONTESSORI?

1 septiembre, 2015

Qué es MontessoriDesde que me adentré en el mundo de la blogosfera maternal, hay una palabra que he ido oyendo continuamente y de la que, hasta hace bien poco, no sabía nada de nada. Esa palabra es Montessori. Casualmente, descubrí que una buenísima amiga con la que había perdido algo de contacto por culpa de la distancia (ella ahora vive en París) se ha especializado en el tema y está súper contenta de poder escribir para nosotras y descubrirnos las claves de esta filosofía.

Cuando conocí a Natalia Ángel ella era una excelente diseñadora gráfica y fotógrafa y su mundo giraba alrededor del arte pero, cosas de la vida, la maternidad ha cambiado “su norte” y ahora se ha vuelto una experta en Montessori y el mundo infantil.

Os dejo con ella y un pequeño post de introducción al universo Montessoriano.

Muchas y muchos habréis escuchado ya la palabra Montessori. Algun@s seguramente la relacionáis con el mundo preescolar, otros con algún libro que habéis ojeado en alguna librería, otros quizás habéis caído en un post navegando por blogs de mat-paternidad… pero, ¿sabéis exactamente de qué va esto?

Para los que no tenéis ni idea, para los que sabéis un poquillo y para los que queráis saber un poquito más, acá estoy yo para mostraros este riquísimo universo Montessoriano.

Primero, lo primero

Montessori es el apellido de esta mujer italiana, nacida en 1870, en la localidad de Chiaravalle.

María, mujer excepcionalmente curiosa, libre e independiente (teniendo en cuenta su época) se interesó desde muy temprana edad por las ciencias y contra viento y marea consiguió convertirse en la primera mujer Doctora en Medicina de Italia.Maria Montessori

Para no haceros el cuento muy largo y no aburriros, voy a sintetizar:

Trabajando en la clínica psiquiátrica de la Universidad de Roma se encontró a niños con deficiencias mentales y descubrió que estos, a través de la estimulación de los sentidos, llegaron a desarrollar una inteligencia equiparable a niños normales llegando incluso a leer y a escribir.

Estudiando a Edouard Seguin, Jean Itard, Rousseau, Pestalozzi y Froebel, entre otros, logró aunar el conocimiento y los métodos de la educación y la medicina, creando el denominado “Método Montessori”.

En 1901 estudia antropología, psicología y filosofía de la educación (inquieta, la señorita!)

En este periodo, da a luz a su hijo ilegítimo (utilizo el lenguaje de su época, ya que hoy en día, afortunadamente, todos los hijos son legítimos!) y lo da en adopción para luego recuperarlo a los doce años; este episodio puede explicar la casi obsesión que ocupó la mente de María Montessori al no poder ocuparse de su propio hijo, dedicando su vida a observar a otros niños para descubrir cómo atender a sus necesidades.maria

Así, en 1906 crea la primera “Casa dei Bambini” (la Casa de los Niños), para niños socioculturalmente privados, de entre 3 y 6 años. Es aquí donde su método es aplicado a niños “normales” y este se fue perfeccionando a medida que observaba sus reacciones frente al espacio, el material pedagógico y la interacción entre ellos. Estos niños lograron aprender satisfactoriamente, más rápido y con menos esfuerzos que los niños escolarizados en escuelas tradicionales.

Llegó la fama, el reconocimiento y la publicación de sus libros “El método de la pedagogía científica aplicada a la educación del niño y la casa de los niños” y “El descubrimiento del niño”.

Se abrieron escuelas Montessori por todo el planeta y María se dedicó por completo a su nuevo trabajo de pedagoga, difundiendo su filosofía y formando a profesores. Además de las escuelas, nacieron numerosas fundaciones que aún se dedican a preservar y difundir las enseñanzas de su modelo de educación.

Durante la toma del poder por el fascismo, deja Italia para refugiarse, primero en Barcelona, luego en Holanda y luego, escapando de la guerra, se instala en India.

Nunca deja de dar conferencias, escribir, fundar escuelas y recibir premios hasta su muerte en 1952, en tierra holandesa, tierra que será su casa al terminar la guerra.

Su legado continúa hasta hoy y aquí llego yo, con diploma Montessoriano recién sacadito del horno, para explicaros de qué va esto que ella misma denominó como “La Educación Para La Paz”.

Y ahora los impacientes os estaréis preguntando ¿Pero concretamente, de qué se trata?

Pues aquí tenéis un pequeño adelanto:

El método Montessori logra que el niño aprenda a su ritmo y sin esfuerzo siguiendo la consigna AYÚDAME A HACERLO POR MI MISMO. Esto quiere decir que se busca siempre la máxima autonomía.

La filosofía Montessori aplicada en casa evita muchos conflictos, « caprichos » y el resultado es un niño / niña más independiente y autodisciplinado.

¡Hasta pronto!

Espero que con este post os haya picado el gusanillo y que entre todas vayamos poniendo en práctica lo que Natalia nos va a ir descubriendo poco a poco durante las próximas semanas.

You Might Also Like

6 Comentarios

  • avatar
    Responder Marta 10 septiembre, 2015 at 10:00

    Qué curiosidad me ha creado! Necesito saber más! :D
    Supongo que estás súper liada con Aitana y la llegada de la pequeña Irati, por aquí se te echa de menos. :)
    Un besito!

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 10 septiembre, 2015 at 16:24

      Hola Marta!
      Efectivamente, ando liadísima entre el inicio del cole con Aitana, mi tripa de 8 meses y, sobre todo, la mudanza y la búsqueda de piso nuevo… Os debo una disculpa. Lo sé :-(
      Voy a ver si consigo sacar un huequito y publico el próximo post sobre Montessori.
      Besicos!

  • avatar
    Responder Lorena 1 septiembre, 2015 at 22:16

    Me parece muy interesante y me quedo con ganas de más!!!!

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 3 septiembre, 2015 at 15:57

      Pues tranquila que tendrás más ;-)

  • avatar
    Responder Claudia 1 septiembre, 2015 at 18:24

    La potencialización del ser humano es encontrar todas las respuestas dentro de sí, esa es la verdadera autonomía, es importante el apoyo externo para que el individuo se mueva desde donde está hacia donde quiere ir.
    El individuo maduro no siempre gozo de autonomía y está lleno de creencias heredadas o enseñadas que paralizan su desarrollo.

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 3 septiembre, 2015 at 16:00

      Así es. Y aquí tenemos un gran apoyo para conseguir hacerlo bien con nuestros peques :-)

    Dejar un comentario