Consejos vendo

OCHO CONSEJOS PARA USAR EL SACALECHES CON ÉXITO

16 enero, 2015

 

 

sacaleches1

Como os conté en La lactancia y su vínculo y Ventajas y desventaja de mi método de lactancia, no soy precisamente una fanática de la lactancia materna. Sé que es lo mejor para los bebés y por eso mi hija tomó mi leche durante los cinco primeros meses pero yo no disfruté de la experiencia en absoluto. Lo hice solo y exclusivamente para beneficio de la peque que, por otra parte, es una razón más que suficiente. El caso es que al darle mi leche en biberón desarrollé una destreza con el sacaleches digna de admiración y he pensado que os podrían servir de ayuda varios consejillos que fui aprendiendo con el tiempo.

  • Si has decidido seguir “mi método” te recomiendo 100% que compres un sacaleches eléctrico y, si puedes permitírtelo, que sea doble (que se pueda sacar de los dos pechos a la vez). Son bastante caros pero realmente merece la pena. Creo que si el mío no hubiera sido así, este proceso se me habría hecho demasiado duro y no habría podido aguantar más de un mes. Si simplemente vas a utilizar el sacaleches ocasionalmente como “refuerzo” con uno más sencillo te será suficiente.
  • Al menos los dos primeros meses hazlo durante quince minutos en cada pecho, cada tres horas. Tendrás la sensación de estar todo el día colgada del sacaleches pero evitarás en gran medida las temidas mastitis. Si por lo que sea pasa algo más de tiempo entre cada extracción, NO TE AGOBIES, si es una excepción y no ha pasado demasiado tiempo, no pasa nada.
  • Si notas que te aparecen bultos duros en los pechos aplica calor sobre ellos durante el tiempo que dure la extracción. Yo utilizaba saquitos de esos de semillas que se calientan en el microondas. Si al terminar los quince minutos no han desaparecido, alarga la extracción un poco más.
  • Si los bultos no desaparecen, aumentan de tamaño y/o se ponen rojos, consulta con tu médico.
  • Antes de comenzar comprueba que:
    1. Te has recogido el pelo para que no te moleste.
    2. Hay un reloj en la habitación donde puedas controlar el tiempo sin necesidad de utilizar las manos. ¡El del móvil no vale!
    3. Tienes preparada una servilleta o un trozo de papel higiénico para secarte bien al final y no gotear.
  • Cuando termines apoya las botellitas en un lugar seguro lejos de la zona de maniobra… Una vez le di un manotazo a un biberón lleno y se derramó toda la leche. Creí morir.
  • Guarda la leche en la nevera en recipientes pequeños. Yo utilizaba unos vasitos de plástico con tapa de la marca Avent. Si no quieres comprarlos, también puedes utilizar tarritos de cristal que tengas en casa de mermeladas o conservas.
  • Al principio los bebés comen muy poco y tú, al sacarte cada tres horas, produces bastante más de lo que pueden comer (por lo menos en mi caso). Cuando veas que se te empieza a acumular la leche, CONGÉLALA. Yo utilizaba unas bolsitas de la marca Medela totalmente recomendables. Llegué a tener hasta tres litros de leche congelada y no veáis lo bien que viene en algunos momentos. Y, como prueba, os dejo una foto de cómo estaba mi congelador hace un añito ;-)

leche materna congelada

Nota: Ni Avent ni Medela me han pagado para nombrarles en este post. Lo he hecho porque he querido y porque creo que os puede servir de ayuda.

Y vosotras, ¿Cómo lleváis el tema del sacaleches? ¿Le habéis pillado el truco o lo veis como una tortuta? ¿Se os ocurre algún consejillo más?

 

 

You Might Also Like

  • avatar
    Madreyautónoma 16 enero, 2015 at 11:05

    Yo usé un saca leches sencillo, el eléctrico de Medela. En mi caso fue porque empezaba a trabajar pero como eran pocas horas con sacarme una vez al día era suficiente. Yo lo que hacía era sacarme el fin de semana para tener algo de reserva por sí algún día llegaba a casa muy cansada.
    Para almacenar la leche, lo que yo utilicé fueron los frascos para los análisis de orina que te venden en las farmacias. Están esterilizados y son mucho más baratos que los que son especiales para la leche. La idea me la dio una asesora de lactancia a la que acudí al principio.

    • avatar
      Un chupete para mamá 22 enero, 2015 at 23:15

      Qué buenísima idea lo de los frascos de analítica de orina. Para el próximo me lo apunto porque la verdad es que los que usaba yo eran caros, caros :-(