Confesionario

LA ELECCIÓN DE COLE (II)

15 abril, 2015

cómo elegir colegio para los niñosHace un par de semanas publiqué un post sobre lo difícil que resulta para los padres el proceso de elección del colegio donde van a estudiar sus hijos y, más concretamente, sobre lo mal montado que está, en mi humilde opinión, el sistema de puntos por el que se decide qué alumnos están admitidos en cada colegio.

Parece ser que el día que lo escribí no estaba en mi mejor momento porque varias personas de confianza me han comentado en privado que daba una impresión que para nada va acorde con mi personalidad ni con mi visión de la vida.

Resulta que, según me dicen, daba lugar a pensar que, en mi opinión, la gente con menos ingresos debería estudiar en colegios públicos y los colegios concertados deberían ser para los que tenemos una renta “más alta”. Nada más lejos de mi mente.

Mi única intención era explicar que no entiendo por qué los que tienen rentas más bajas parten con un punto y medio de ventaja a la hora de elegir colegio frente a los que tenemos rentas altas.

Se supone que, tanto la escuela pública como la concertada en gran medida (ya que reciben importantes subvenciones del Estado), la pagamos entre todos con nuestros impuestos. Y, precisamente como la pagamos entre todos, no entiendo que, basándose en las rentas de los padres, unos niños tengan preferencia ante otros.

Es como si fueras al médico de la seguridad social y te dijeran: “Mira, hemos detectado que tienes x enfermedad y que la única solución para curarte es operar. Por eso te vamos a poner en la lista de espera y, cuando hayamos operado a todos los que ganan menos de 32.000 euros al año, entonces te tocará a ti. Pero primero van ellos.”

¿Por qué? ¿Por qué tienen mis hijos menos derecho a acceder a un colegio determinado que los niños con menos recursos?

Entendería perfectamente, por ejemplo, que, en los colegios concertados, una vez que nos han admitido a todos, los que tenemos una renta más alta tuviéramos que pagar más. Me fastidiaría, porque a nadie le gusta pagar más y porque mi “renta alta”, ahora que yo no tengo ingresos, ya no es tan alta, ni mucho menos, pero me parecería justo. Pero que tengan ellos más opciones de ser admitidos que yo, eso no lo entiendo. Lo mire por donde lo mire. Aunque, si hay alguna explicación, me encantaría conocerla. Lo digo de verdad de la buena.

Espero haber conseguido explicarme mejor que en el post anterior y que nadie se sienta ofendido. ¿Cómo lo veis vosotras?

You Might Also Like