Confesionario, Consejos vendo

VACACIONES EN EL MAR I. ERRORES A EVITAR

10 junio, 2015

 

vacaciones con bebésComo me estrené como bloguera bien entradito el invierno, había un tema del que todavía no os había hablado y que ya va siendo hora de tratar: las primeras vacaciones en la playa. Para las que aún no las habéis vivido, ahí va una noticia… Siento deciros que no son para nada tan ideales como os estáis imaginando.

Recuerdo mis primeras vacaciones con la niña como la peor semana desde que soy madre, junto con los tres días que Aitana tuvo cólicos durante su primer mes de vida. Con eso os lo digo todo.

También es verdad que no fui para nada una madre previsora y que pequé de novata en muchos pequeños detalles. Así que, para que no os pase como a mí, aquí os dejo una recopilación de los errores más graves que cometí.

  1. Distancia al destino. No vayáis a un sitio lejano o, si lo hacéis, id en avión. Cuanto más corto sea el trayecto, menos posibilidades tenéis de llegar al destino presas de un ataque de locura. Eso es así y punto. Ese fue nuestro primer gran error. Elegimos viajar desde Vitoria hasta Tossa de Mar (Girona). La Vía Michelín (mi biblia a la hora de organizar viajes por carretera) marca una distancia de 7 horas 40 minutos. Too much para viajar con un bebé a bordo. Cuando llevábamos cinco horas más o menos, la peque se empezó a agobiar y solo se tranquilizaba tocándome el pelo. Como os podréis imaginar, después de casi tres horas sentada en el asiento del medio inclinada sobre la maxicosi para que pudiera arrancarme todos los pelos que deseara a cambio de su silencio, cuando me bajé del coche me dio un crujido en la espalda que me dejó KO para todas las vacaciones.
  2. Apartamento vs Hotel. Hay que cambiar el chip. Ya no sois dos. Ahora sois una familia y lo de ir a un hotel cualquiera de los de vuestra vida anterior y pedir que os pongan una cuna en la habitación NO ES SUFICIENTE, a no ser que el bebé sea aún muy pequeño y solo tome teta. Si ha empezado ya a comer otro tipo de alimentos, os recomiendo que borréis de vuestra mente los hoteles (a no ser que sean de esos súper preparados para ir con niños) y optéis por un apartamento. ¿Por qué?
    1. Como mínimo minimísimo se necesita un microondas para calentar la comida del bebé. Eso contando con que estés dispuesta a alimentarle toda la semana a base de potitos porque, si lo que quieres es hacerle tú misma la comida, obviamente en la habitación de un hotel no tienes NADA de TODO lo que necesitas.
    2. Darle de comer encima de tu cama no es nada práctico.
    3. Si le da por llorar toda la noche entera, es mejor poder turnarte con el padre de la criatura y tener dos espacios diferentes: uno para dormir y otro para llorar. Además, así molestas solo a los vecinos de una de las habitaciones contiguas, no de las dos. Desde que cumplió un mes y medio, Aitana dormía una media de diez horas seguidas todas las noches y apenas le oíamos llorar. Sin embargo, aún no he conseguido explicarme qué le pasó esa semana que se pasaba horas y horas seguidas llorando por las noches a pleno pulmón. Terminamos durmiendo ratitos de 20-25 minutos en el sofá del salón del hotel para no molestar a los vecinos. En ese momento estábamos convencidos de que sería porque le iban a salir los dientes porque coincidió que babeaba más que nunca pero al final el primer diente no le salió hasta tres meses después…
  3. ¡Que esté fresquito! Es realmente importante si vais a un sitio donde hace calor del de verdad que la habitación cuente con aire acondicionado o, como mínimo, con un ventilador. Si a los lloros en un espacio reducido y las dificultades para preparar y darle la comida le sumamos un calor insoportable, la mezcla es una bomba de relojería.
  4. Y, así como resumen, os comento que no os recomiendo pasar vuestras vacaciones en el  Hotel Windsor de Tossa La situación es inmejorable y el personal encantador pero, además de las desventajas que os he detallado a la hora de ir con bebés, los muelles de sus colchones son como navajas afiladas que se clavan en la espalda.

¿Cómo recordáis vosotras vuestras primeras vacaciones con niños? ¿Qué otros consejos debemos tener en cuenta a la hora de organizar el viaje?

 

You Might Also Like

10 Comentarios

  • avatar
    Responder Gemma 2 agosto, 2015 at 13:02

    Ay madre!!!! Justo ayer por la noche reservé un hotel en Menorca para ir en Septiembre con mi canija se 2 meses. Sólo toma leche de formula pero cómo voy a desinfectar los biberones??? Por qué no he encontrado tu blog antes…

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 4 agosto, 2015 at 22:17

      Jo Gemma, siento mucho que me hayas leído demasiado tarde. Son cosas súper lógicas pero de las que no te das cuenta hasta que te pasa… Seguro que encuentras alguna solución. Lo primero que se me ocurre es que utilices pastillas de esas efervescentes para esterilizar. Si no las conoces, en la farmacia seguro que te pueden explicar en qué consisten y cómo se usan aunque, si te digo la verdad, yo a los tres meses dejé de esterilizar todo y mi niña está más sana que una manzana ;-)

  • avatar
    Responder Baberos Y Claquetas 16 junio, 2015 at 16:07

    Nosotros optamos siempre por Apartamento o Casa Rural, es mucho más cómodo por todo lo que cuentas, varios espacios para poder estar con tranquilidad mientras el peque duerme, comer sin prisas, etc…

    Con el tema del viaje largo nosotros nunca hemos tenido problemas con el coche y Vikingo, mi familia vive a 9h de viaje así que el pobre ya se ha acostumbrado, eso sí salir de madrugada o a primerísima hora de la mañana para aprovechar el sueño y que duerman casi todo el camino. De esa manera cuando se despiertan ya quedan escasas horas y lo llevan mejor.

    Un besote

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 19 junio, 2015 at 09:49

      Pues sí que es buena idea lo de salir de madrugada. Igual la próxima vez lo intentamos… ¡Aunque como se despierte y no se vuelva a dormir sí que la liamos! ¿Dónde vives y dónde vive tu familia?

  • avatar
    Responder Ana 12 junio, 2015 at 12:57

    Ay madre!!! Q pesadilla de vacaciones!!!
    Este año haremos la primera salida vacacional playera de la vida de mi hijo!!!
    Y espero q no se parezca a la tuya cariño…. A mi lo q mas me agobia es q le pase algo en la playa asi q ya me veo estresada perdida mirandolo, observandolo, buscandolo….
    Pero espero pasarlo genial!!

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 12 junio, 2015 at 21:52

      Bueno, no te agobies. Es verdad que todo cuidado es poco pero es lo que hay… Se acabó eso de tumbarse a la bartola a tomar el sol con los ojos cerrados ;-)
      ¿A dónde vais?

  • avatar
    Responder Miriam 11 junio, 2015 at 13:29

    Mis primeras vacaciones con mi peque en la playa no fueron ni parecidas a las tuyas. Es mas,todo lo contrario. Un truco para que el viaje sea más llevadero,y si estáis dispuestos a ello,es viajar por la noche o por lo menos parte de ella. Nosotros vamos hasta Castellón,y el canijo no es de los que se echa grandes siestas,así que optamos por madrugar bastante. Otra de las razones de esto es que vamos a un camping,y claro,hay que montar tienda y caravana,así que mas vale hacerlo lo antes posible. Las ventajas del camping es que estas todo el día al aire libre y como en tu casa. Si no hay tienda ni caravana,siempre hay bungalows!!!! Es verdad lo de que es preferible el apartamento al hotel,o en su defecto,un apartahotel,con las comodidades para los adultos y para los niños!!!!

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 12 junio, 2015 at 21:55

      Pues justamente ayer hablaba con mi marido que lo del camping debe estar bien para ir con niños. Este año ya vamos tarde pero para el que viene igual nos lo planteamos porque hay algunos con pintaza :-)

  • avatar
    Responder Mami Reciente Cuenta 11 junio, 2015 at 09:25

    La verdad es que estos consejos me van genial. No solo para las vacaciones en la playa, pues lo del hotel, apartamento, no lo había pensado y es verdad que se necesitan ciertas cosas que en una habitación de hotel no hay.

    Saludos

    • avatar
      Responder Un chupete para mamá 12 junio, 2015 at 21:56

      Me alegro mucho de que te hayan servido mis consejillos. La verdad es que son cosas muy obvias pero en las que yo no había caído antes de encontrarme de lleno metida en el ajo ;-)

    Dejar un comentario