Confesionario

¡YA ESTAMOS DE VUELTA!

12 diciembre, 2016

las-tres_3p1¡¡¡Hola, holaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

¿Hay alguien ahí? O, mejor dicho, ¿alguien se acuerda de mí? Espero que así sea porque yo sí que me acuerdo mucho, mucho de todas vosotras.

Casi un año después me vuelvo a sentar al teclado para seguir compartiendo con vosotras mis vivencias como madre y volver a ser compañeras de penas y alegrías.

Primero, permitidme contaros qué ha sido de mí durante todos estos meses y por qué os he tenido abandonadas.

Ha sido un año duro. La bimaternidad es algo maravilloso y agotador a partes iguales. La sensación de euforia en la que estaba instalada cuando os escribí mi último post recién salida del hospital tardó poco en desaparecer.

Al dormir muy poco y estar cada tres horas pendiente de la teta, que es lo habitual cuando acabas de dar a luz, se sumó algo con lo que no contábamos y que resultó realmente duro.

A las pocas semanas de nacer, Irati desarrolló una dermatitis seborréica que desencadenó en dermatitis atópica y que nos lo hizo pasar realmente mal durante los primeros siete meses. Nuestra vida comenzó a girar alrededor de la dermatitis y de cómo solucionarla. Era horrible. A la pobrecita le picaba todo. Muchísimo. Siempre. Y eso implicaba estar oyéndole llorar día y noche, prácticamente sin tregua. En breve escribiré un post más detallado sobre cómo lo vivimos y, sobre todo, sobre cómo lo solucionamos.

Como os podréis imaginar, mis neuronas dejaron de funcionar y fui absolutamente incapaz de seguir escribiendo.

 Y, cuando por fin vimos la luz, llegó el verano con su maravilloso calor y sus maravillosas vacaciones y comenzó la ruta entre sanfermines, playa, piscina y fiestas de un sitio y de otro. Total, que, para cuando me he dado cuenta, ya había pasado más de un año desde que os dejé sin avisar.

Podría seguir dándoos explicaciones y explayándome con lo liada que he estado y lo difícil que ha sido todo pero no lo voy a hacer. Quiero desde aquí poner punto y final a esta etapa.

Me muero de ganas de volver a contaros mi vida como lo he hecho siempre, destacando el lado positivo de las cosas e intentando incluso reírme de las cosas que a simple vista no tienen gracia.

Vuelvo cargada de energía positiva y con muchísimas cosas que contaros. Aunque, en realidad, debería decir volvemos porque mis queridísimas colaboradoras van a seguir al pie del cañón, dando el toque profesional a los temas que tratemos.

Y, sin más rodeos, me despido hasta el próximo jueves, cuando empezará lo bueno de verdad.

Espero seguir contando con todas vosotras al otro lado y, por supuesto, recibiré encantada todas vuestras sugerencias.

¡Un besico gordo!

P.D Por cierto, la foto tan chula de ahí arriba es de una nueva colaboradora que se suma al carro :-) Se llama Lola Pisón y en breve os la presentaré como se merece.

You Might Also Like